El recurso internacional para la evidencia científica en la investigación con animales

Loading
Main menu
Select a language
Search
Loading

Desarrollo de tratamientos para la lepra

La lepra es una enfermedad con una larga historia. Hay evidencias de que existió en el año 4.000 A.C en el antiguo Egipto y aparecen numerosas referencias en la Bíblia.ANCHOR Sin embargo, no fue hasta 1873 cuando Armauer Hansen estableció su causa al observar la bacteria responsable, Mycobacterium leprae, en el microscopio.ANCHOR En reconocimiento por ello, la lepra se conoce también como enfermedad de Hansen. En 1982 la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó un tratamiento mediante el uso de fármacos de acción múltiple para tratar la lepra, lo que redujo los casos en un 97% a nivel mundial.

Almohadillas de ratón
Armadillos
References

Almohadillas de ratón

Dado que la bacteria M. leprae no crece en cultivos, investigaciones tempranas se centraron en observar una versión localizada de la infección en almohadillas de ratones.ANCHOR Este resultó ser un sistema importante de cribado de fármacos para tratar la lepra. El efecto antibacteriano de la clofazimina fue descubierto con el uso de la técnica de la almohadilla de ratón.ANCHOR  En concreto, se descubrió que el fármaco antituberculoso rifamicina era efectivo contra el M. leprae en la almohadilla de ratón.ANCHOR ANCHOR ANCHOR También dio paso a nuevos conocimientos acerca de la actividad de la dapsona, que se ha estado usando desde la década de 1940.ANCHOR, ANCHOR La investigación hecha con estos fármacos en ratones desencadenó en el desarrollo del tratamiento farmacológico múltiple a base de rifampicina, clofazimina y dapsona, que se ensayó en Malta y fue recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1982.ANCHOR ANCHOR ANCHOR Esta terapia combinada ha resultado clave en la reducción del impacto de la lepra en el mundo entero y todavia se usa en la actualidad. El número de casos en el mundo ha disminuido de 5.2 millones de casos en 1983 a 182.000 casos en el año 2011.ANCHOR

Armadillos

La baja temperatura corporal de los armadillos los hace vulnerables a la lepra.El armadillo de nueve anillos se ha convertido en la fuente principal de investigación de vacunas contra la M. leprae. El centro de la temperatura corporal del armadillo es lo suficiente baja como para favorecer el crecimiento de la bacteria que causa la lepra. De hecho, la lepra es endémica en los armadillos salvajes de los EEUU y en la actualidad forman el reservorio de la enfermedad que los humanos pueden llegar a contraer.ANCHOR El uso de armadillos en la investigación de la lepra data de 1970 y se ha centrado en gran medida en el desarrollo de una vacuna. Con el uso del armadillo, los investigadores pudieron desarrollar una vacuna experimental contra la lepra y han contribuido a nuestra comprensión y desarrollo de tratamientos para la enfermedad.ANCHOR El programa de desarrollo de una vacuna transcurrió desde la década de los años setenta hasta finales de los años noventa cuando la vacuna BCG, que se administra en todo el mundo para prevenir la tuberculosis, ha mostrado ser efectiva de modo similar contra la M. leprae. A pesar de que al final se demostró que el programa de desarrollo de una vacuna no era practicable, el estudio de bacterias purificadas permitió una mayor comprensión de la lepra, incluida la secuenciación de su genoma. Los armadillos también sirven como fuente de bacilos y las bacterias derivadas de armadillos se usan en la prueba de la lepromina (prueba cutánea) para diagnosticar la infección con M. leprae.ANCHOR


Referencias

  1. Weymouth A (1938) Through the Leper Squint: A Study of Leprosy from Pre-Christian Times to the Present Day (London, Selwyn and Blount)
  2. Hansen GHA (1874) Undersøgelser Angående Spedalskhedens Årsager (Investigations concerning the etiology of leprosy) Norsk Mag. Laegervidenskaben 4:1–88
  3. Shepard CC (1960) The experimental disease that follows the injection of human leprosy bacilli into foot-pads of mice. J. Exp. Med. 112:445. http://jem.rupress.org/content/112/3/445.full.pdf
  4. Shepard CC, Chang YT (1964) Activity of antituberculosis drugs against Mycobacterium leprae. Int. J. Lepr. 32:260–271
  5. Rees RJW, Pearson JMH and Waters MFR (1970) Experimental and clinical studies on rifampicin in treatment of leprosy. Br. Med. J. 1:89
  6. Holmes IB and Hilson GRF (1972) The Effect Of Rifampicin And Dapsone On Experimental Mycobacterium Leprae Infections: Minimum Inhibitory Concentrations And Bactericidal Action J Med Microbiol 5:251-261 doi: 10.1099/00222615-5-2-251
  7. Hilson GRF, Banerjee DK and Holmes IB (1972) The activity of various anti-tuberculous drugs in suppressing experimental Mycobacterium leprae infection in mice. Int. J. Lepr.
  8. Shepard CC (1967) A kinetic method for the study of activity of drugs against Myco-bacterium leprae in mice. Int. J. Lepr. 35:429
  9. Shepard CC (1969) Further experience with the kinetic method for the study of drugs against Mycobacterium leprae in mice. Activities of DDS, DFD, ethionamide, capreo-mycin and PAM 1392. Int. J. Lepr. 37:389
  10. Freerksen E and Rosenfeld M (1977) Leprosy Eradication Project of Malta Chemotherapy 23:356–386 DOI: 10.1159/000222005
  11. World Health Organisation (1982) Chemotherapy of leprosy for control programmes http://whqlibdoc.who.int/trs/WHO_TRS_675.pdf
  12. Gelber RH (1998) Another View of the Therapy of Leprosy Antimicrob. Agents Chemother. 42(12):3334-3336
  13. WHO leprosy factsheet http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs101/en/index.html
  14. Truman RW et al (2011) Probable Zoonotic Leprosy in the Southern United States N Engl J Med 364:1626-1633 DOI: 10.1056/NEJMoa1010536
  15. http://www.nimr.mrc.ac.uk/documents/mill-hill-essays/Mill_Hill_Essays_2003.pdf
  16. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1471987/

Main menu
Select a language
Search
Loading