El recurso internacional para la evidencia científica en la investigación con animales

Loading
Main menu
Select a language
Search
Loading

Primer trasplante de un órgano completo cultivado

Primer trasplante de un órgano completo cultivado

trachea ready for transplantUn equipo dirigido por el profesor Paolo Macchiarini de la Universidad de Barcelona, en España, realizó el primer trasplante de un órgano completo cultivado a partir de las propias células madre de un paciente.ANCHOR La cirugía se realizó en junio de 2008, después de que los estudios preclínicos con ratones y cerdos, hiciesen al equipo confiar en que su método se podría utilizar en seres humanos.

La paciente fue Claudia Castillo, que tenía 30 años en el momento del procedimiento. Había padecido tuberculosis, lo que le había producido daños permanentes en la tráquea y el pulmón izquierdo. La pérdida de la función respiratoria normal puede ser devastadora y Claudia era incapaz de realizar las tareas domésticas habituales o de cuidar de sus hijos.

Los intentos de sustituir las vías respiratorias centrales mediante procedimientos quirúrgicos a menudo han resultado difíciles y han desembocado en complicaciones graves, como la necrosis del injerto, hemorragias severas e infecciones. Estos procedimientos tienen un elevado índice de mortalidad y dado que los daños en la tráquea no son una afección que suponga una amenaza para la vida, desde mediados de los años noventa la tendencia ha sido la búsqueda de planteamientos alternativos. Claudia aceptó someterse al trasplante con la nueva técnica, que se había desarrollado utilizando ratones y cerdos, y que no había generado la respuesta inmunológica normalmente asociada a los trasplantes de órganos.

El trasplante de las vías respiratorias resulta particularmente complejo, porque la mucosa que recubre las vías contiene muchas células inmunológicas que provocan el rechazo del trasplante. El control del rechazo del injerto a menudo exige elevadas dosis de fármacos inmunosupresores, pero los estudios con animales habían dado indicaciones positivas de que el nuevo órgano podría desarrollar un suministro de sangre funcional y no ser rechazado.ANCHOR

La tráquea se tomó de un donante de 51 años que había fallecido por una hemorragia cerebral. Fue descelularizada durante un período de seis semanas utilizando una nueva técnica para retirar todas las células del donante, de forma que solamente quedase la ‘matriz’, el soporte que define la estructura de la tráquea.

Las células madre se tomaron de la médula de Claudia y fueron cultivadas por el equipo de Martin Birchall en la Universidad de Bristol, Reino Unido. Las células madre maduraron hasta convertirse en condrocitos, utilizando técnicas de cultivo originalmente diseñadas para tratar la osteoartritis. Una vez cultivada una gran población de condrocitos, estos se sembraron en la matriz de la tráquea, utilizando una jeringa, junto con una población de células epiteliales, que forman el revestimiento de las vías aéreas. El sembrado se produjo en un biorreactor, desarrollado en el Politecnico di Milano, en Italia, para proporcionar las condiciones y los nutrientes necesarios para el crecimiento de cada tipo de célula.

Cuatro días después del sembrado, la tráquea estaba poblada por células de la paciente y se utilizó en la cirugía de trasplante. Después de haber sido controlada en cuidados intensivos durante dos días, ya estaba lo suficientemente bien como para regresar a la habitación. Tan solo cuatro días después del trasplante, casi no se podía diferenciar el injerto del tejido circundante normal. Claudia no presentó ninguna complicación y pudo regresar a casa diez días después de la cirugía. Ha estado bien desde entonces y ahora puede subir escaleras y cuidar de sus hijos.

Claudia no ha recibido fármacos inmunosupresores para controlar el rechazo y en las exploraciones de seguimiento realizadas dos y cuatro meses después de la cirugía no se encontró ningún signo de inflamación y de anticuerpos anti-donante. Hay otras exploraciones de seguimiento previstas a los seis meses, antes de que los ensayos clínicos completos puedan seguir adelante.

Este trasplante parece haber sido un éxito por primera vez, a pesar de los ligeros ajustes introducidos en los métodos con respecto a los empleados en animales y de las conocidas diferencias entre la estructura de la tráquea humana y la del cerdo. Los cirujanos descubrieron que las similitudes entre el tejido del cerdo y del ser humano eran notables, tanto antes como después de la operación, lo que les permitía planificar su trabajo con precisión.


Referencias

  1. Macchiarini, P. et al. (2008) Clinical transplantation of a tissue-engineered airway, The Lancet, published online 19 Nov 2008, DOI:10.1016/S0140-6736(08)61598-6
  2. Jungebluth, P., Go, T. et al (2008) Structural and morphological evaluation of a novel enzymatic detergent tissue engineered tracheal tubular matrix, J Thorac Cardiovasc Surg (in press).

Main menu
Select a language
Search
Loading