El recurso internacional para la evidencia científica en la investigación con animales

Loading
Main menu
Select a language
Search
Loading

El mecanismo de la actividad de las hormonas

En 1971 Earl W. Sutherland (hyperlink) fue galardonado con el Premio Nobel de fisiología o medicina por su trabajo sobre la actividad de las hormonas. Inspirado en Carl Cori (hyperlink) y sus estudios acerca de las vías de degradación del glucógeno y síntesis de glucosa en células de hígado de mamíferos, Sutherland centró su trabajo en cómo la hormona epinefrina regula la síntesis de glucógeno.

La epinefrina (hyperlink) es una hormona que fabrica la glándula adrenal y se transporta a distintos órganos del cuerpo a través del torrente sanguíneo. Se libera en periodos de estrés para preparar al individuo para afrontar nuevas situaciones y para defenderse. A nivel celular permite la liberación de glucosa para producir energía.

Sutherland se centró en células de hígado y musculares. Descubrió una nueva sustancia química que actúa como intermediario en la señalización hormonal: el AMP cíclico (hyperlink). Dicho de un modo simple, la hormona se envía al riego sanguíneo y se acopla a un receptor que se encuentra en las membranas celulares. Estos receptores activados desencadenan entonces una cascada química en la célula que genera cambios en la expresión génica y en la respuesta celular, gracias a este segundo mensajero. La hormona nunca entra o se difunde en interior de las células. La información que contiene es traducida en la célula mediante la actividad de un AMP cíclico (AMPc) que transporta la señal hormonal a la maquinaria celular.

Más tarde, en los años sesenta, se demostró que el AMPc no solamente se asocia a la actividad de la epinefrina sino a muchas otras hormonas. Sutherland había palpado un nuevo principio biológico, un mecanismo general de acción de las hormonas.

En 1965, también se halló el AMPc en bacterias, las cuales no son aparentemente útiles para las hormonas, pero resulta que el AMPc desempeña funciones reguladoras importantes que ayudan a las células bacterianas en su adaptación al entorno.

Sutherland había demostrado que las hormonas trabajan a nivel celular y molecular de modo que los organismos superiores funcionan como una unidad y las bacterias y otros procariotas son capaces de responder a su medio. El AMPc resultó ser uno de los principios fundamentales implicados en la regulación de esencialmente todos los procesos vitales.



Main menu
Select a language
Search
Loading