El recurso internacional para la evidencia científica en la investigación con animales

Loading
Main menu
Select a language
Search
Loading

Sanguijuela medicinal

Las sanguijuelas se usaban para fines médicos mucho antes de que comprendiéramos las causas de muchas enfermedades. La gente creía que el exceso de sangre o la “mala sangre” era la culpable de casi todos los problemas médicos. Así pues, algunas sociedades practicaban la sangradura con la ayuda de sanguijuelas para tratar una amplia gama de padecimientos. Todavía actualmente, las sanguijuelas medicinales (Hirudo medicinalis) se usan para aumentar la circulación en injertos de piel o cirugías de reconexión, y hay médicos que usan sanguijuelas para tratar espasmos musculares y varices.

Ahora, sin embargo, los efectos terapéuticos de las sanguijuelas no tienen nada que ver con la sangre que extraen, sino que más de los 60 compuestos obtenidos de su veneno tienen propiedades anestésicas, anticoagulantes, vasodilatadoras y antiinflamatorias. Todas estas propiedades resultan necesarias para una alimentación a base de sangre sigilosamente succionada y para impedir que la sangre ingerida se coagule y convierta a la sanguijuela en un “ladrillo”.

A diferencia de los anticoagulantes convencionales, los anticoagulantes de las sanguijuelas tienen la ventaja de que actúan de forma selectiva en un de los factores específicos de coagulación, sin afectar a otros. De las sanguijuelas, se han obtenido al menos 14 anticoagulantes distintos.

 

Bivalirudina 

Lepidudina 

 

Bivalirudina

La Bivalirudina es un péptido derivado de la hirudina, un inhibidor específico que la trombina que se encuentra en la saliva de las sanguijuelas. Se usa para prevenir la  formación de coágulos de sangre durante la angioplastia, un procedimiento en el que se que usa un pequeño balón para ensanchar los vasos sanguíneos coagulados. Funciona actuando como inhibidor directo de la trombina, al cerrar la vía de coagulación sanguínea bloqueándolo en uno de sus pasos clave. Se ha aplicado en el tratamiento de síndromes coronarios isquémicos, trombocitopenia inducida por heparina y coagulación intravascular diseminada (CID).

 

Lepirudina

La hirudina también se ha producido de forma sintética y usado en el tratamiento de la trombosis venosa profunda y para la preparación de angioplastias coronarias. Se ha hecho un pequeño ensayo clínico con versiones modificadas de la molécula, Lepirudina, para estas enfermedades.

 

Desidurina

De levaduras se ha producido Lepirudina y otra hirudina modificada, y se han usado como anticoagulantes en sujetos con insuficiencia renal.


Main menu
Select a language
Search
Loading