El recurso internacional para la evidencia científica en la investigación con animales

Loading
Main menu
Select a language
Search
Loading

Víbora gariba

La víbora gariba (Echis carinatus) es una víbora venenosa que vive en partes del Oriente Medio y Asia central. Es el miembro más pequeño de las “cuatro grandes serpientes”, las cuatro especies de serpientes que causan más muertes al año. El veneno producido por cada espécimen individual varía de forma considerable, del mismo modo que la cantidad inyectada en cada mordedura. La tasa de mortalidad de sus mordeduras es de aproximadamente el 20%, pero debido a la disponibilidad de antídotos, las muertes son actualmente bastante infrecuentes. El potente veneno de la víbora ha resultado ser tal problema médico que los doctores han fabricado nueve antídotos distintos que actúan sobre éste. 

A los pocos minutos de la mordida puede sentirse un dolor e hinchazón localizados que más tarde se irradia. Luego enseguida le siguen la hemorragia y el déficit de coagulación, que pueden desencadenar un shock hipovolémico. Los síntomas más peligrosos del envenenamiento son los problemas de coagulación sanguínea y la hemorragia interna, que pueden llevar a insuficiencia renal aguda. Casi todos los pacientes desarrollan oliguria o anuria tras pocas horas hasta 6 días después de la mordida. El tratamiento con antídotos y la hidratación intravenosa horas tras la mordedura son vitales para la supervivencia.

El veneno anticoagulante de esta especie se usa para fabricar varios fármacos.

 

Equistatina  

Tirofibano 

 

Equistatina

Una se llama Equistatina, que es un anticoagulante y un potente inhibidor de la reabsorción ósea. A pesar de que muchos otros venenos de serpiente contienen toxinas parecidas, la Equistatina no es sólo especialmente potente sino que también tiene una estructura simple, lo que hace que resulte más sencilla su replicación. En efecto, no solo se obtiene a través de la purificación de todo el veneno, sino que también como producto de la síntesis química.

 

Ecarina

Otro fármaco fabricado a partir del veneno E. carinatus se llama Ecarina. La Ecarina es una enzima derivada del veneno de la serpiente que es el primer reactivo en la prueba de tiempo de coagulación (TDE) de la Ecarina, que se usa para controlar el tratamiento anticoagulante durante el tratamiento con Hirudina, un medicamento anticoagulante inicialmente aislado de la saliva de la sanguijuela.

 

Tirofibano

El Tirofibano es un fármaco anti-plaquetario derivado de una proteína que previene la formación de coágulos, hallado en el veneno de la serpiente. Este bloquea el mismo receptor que desempeña un papel importante en la agregación plaquetaria como el medicamento Eptifibatida. El Tirofibano está indicado para disminuir la tasa de eventos trombóticos cardiovasculares en pacientes con síndrome coronario agudo sin elevación del ST.

 


Main menu
Select a language
Search
Loading