El recurso internacional para la evidencia científica en la investigación con animales

Loading
Main menu
Select a language
Search
Loading

Cobaya

© Gary MartinLas cobayas tienen similitudes biológicas con los humanos, lo que hace que resulten útiles en muchos campos de la investigación. Han sido utilizadas como animales para experimentos durante siglos; de ahí la expresión 'conejillo de indias' para los sujetos de experimentos con humanos. Los conquistadores españoles trajeron cobayas a Europa desde Sudamérica, donde se habían criado en el entorno doméstico desde hacía 400 años. Dado que la vitamina C se descubrió a través de la investigación con cobayas, han sido importantes en la investigación nutricional y también han sido cruciales para el desarrollo de: vacunas para la difteria, tuberculosis, sustitución de válvulas cardíacas, transfusión de sangre, diálisis renal, antibióticos, anticoagulantes y medicamentos para el asma.


Estadísticas
Tejido de la cobaya
Alergias y enfermedades respiratorias
Investigación nutricional
Audición
Enfermedades infecciosas
Pruebas de seguridad
References

Estadísticas

Las cobayas se utilizaron en algo más de 30.000 experimentos científicos en el Reino Unido en 2006, lo que representa menos del 1% del total de la investigación con animales. Más de la mitad fueron estudios del sistema respiratorio, nervioso e inmunitario. El uso de cobayas se ha reducido en más del 75% desde 1988, en gran parte debido a una reducción de su uso en las pruebas de seguridad. Una reciente contribución a esta reducción ha sido la introducción de una prueba más moderada para determinar el potencial de las sustancias químicas de provocar reacciones alérgicas en la piel (sensibilización de la piel), que emplea ratones en lugar de cobayas. No obstante, las cobayas siguen siendo esenciales en muchos campos de la investigación.

Tejido de la cobaya

La cobaya también se utiliza mucho para obtener tejidos y órganos para la investigación. Los componentes de la sangre de la cobaya son muy utilizados, al igual que los preparados de órganos aislados, como los pulmones o intestinos, en la investigación para el desarrollo de medicamentos nuevos. Estos preparados de órganos y tejidos fueron importantes para el descubrimiento y el desarrollo temprano de betabloqueantes para tratar la presión sanguínea alta, así como fármacos para tratar úlceras de estómago.

Numerosos avances han utilizado el intestino de la cobaya en algún punto de su desarrollo, por ejemplo los fármacos contra las náuseas empleados por los pacientes de cáncer y la identificación de sustancias analgésicas naturalmente presentes conocidas como encefalinas. El intestino de la cobaya también ha sido muy utilizado para estudiar el 'pequeño cerebro' de los intestinos, que contiene tantas células nerviosas como la médula espinal. Esto ha permitido conocer no solamente el control del propio intestino, sino también el funcionamiento de los circuitos nerviosos. La información recopilada de estos estudios se está utilizando para desarrollar modelos informáticos.

Alergias y enfermedades respiratorias

La reacción alérgica extrema, el shock anafiláctico, se ha estudiado ampliamente en las cobayas, que presentan esta reacción de forma más directa e intensa que la mayoría de las demás especies. Las vías aéreas de las cobayas son sensibles a los alérgenos, por lo que han sido muy utilizadas en estudios del asma. Las medicaciones inhaladas, que son los pilares del tratamiento para el asma, se desarrollaron utilizando cobayas, al igual que los fármacos oralmente activos para el asma como el montelukast. Las cobayas siguen siendo útiles para el desarrollo de tratamientos mejorados para el asma, dado que también se emplean en las pruebas de vacunas contra el ántrax, actualmente un área importante de la investigación en materia de biodefensa, y de nuevos medicamentos para tratar la tuberculosis resistente a los fármacos.

Investigación nutricional

Además de necesitar vitamina C en su dieta, las cobayas también precisan elevados niveles de ácido fólico, tiamina, arginina y potasio, lo que hace que resulten útiles en los estudios de nutrición. También portan la mayor parte de su colesterol plasmático en la lipoproteína de baja densidad, por lo que resultan útiles asimismo para el estudio del colesterol y el metabolismo de la lipoproteína.

Audición

La estructura del oído de la cobaya es similar a la de los seres humanos, lo que significa que su rango de audición también es parecido. Las cobayas también presentan el reflejo de Preyer empleado para comprobar la sordera, en el que el oído exterior reacciona en respuesta a un pitido. Por tanto, las cobayas son el modelo animal preferido para estudiar sistemas auditivos y en 1961 Georg von Békésy consiguió el Premio Nobel por describir los mecanismos mecánicos de la cóclea de las cobayas.ANCHOR

Las células sensoriales de Corti son células sensoriables del sistema auditivo, que convierten el sonido en una señal eléctrica. A continuación, esta señal se puede comunicar a través de células nerviosas. Estas células no se regeneran cuando están dañadas y la pérdida de células sensoriales de Corti a menudo provoca sordera a medida que envejecemos. El primer intento satisfactorio de regenerar las células sensoriales de Corti en el oído interno de un mamífero, anunciado en 2003, se consiguió con cobayas.ANCHOR

Enfermedades infecciosas

El científico alemán Robert Koch utilizó cobayas para descubrir que la tuberculosis (TB9 estaba provocada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis, en 1882. La sensibilidad de la cobaya a esta y otras infecciones, así como las similitudes de su sistema de defensa inmunológico con el de los seres humanos, han hecho que resulte importante para el estudio de enfermedades infecciosas.

En 1919 la investigación demostró que la inoculación de las cobayas con una pequeña cantidad de sangre de pacientes con fiebre amarilla producía una reacción leve en los animales. Los mismos animales eran posteriormente resistentes a la infección por Leptospira icteroides, mientras que los animales que no habían recibido ninguna inoculación previa o a los que se les había inoculado sangre de pacientes de malaria, fallecieron. Se concluyó que las cobayas tenían 'Inmunidad adquirida' frente a L icteroides.ANCHOR

Pruebas de seguridad

El largo período de gestación, de 59-72 días, y el sistema nervioso central maduro al nacer de las cobayas hacen que sean importantes para las pruebas de seguridad, en particular para prevenir defectos de nacimiento. No obstante, es la similitud de su sistema inmunitario, y particularmente su sensibilidad cutánea, lo que ha provocado su uso extendido para testar reacciones alérgicas de la piel.

Este uso de cobayas para testar alergias de piel ha sido ahora sustituido en gran medida por el ensayo del nódulo linfático local (LLNA), más moderado, que utiliza ratones y en menor cantidad. En 1999 muchas de estas pruebas se realizaron con cobayas, sobre todo para productos no médicos. En la actualidad, rara vez se emplean cobayas.

 

A brief summary of how guinea pigs are used in research is available from Understanding Animal Research


Referencias

  1. von Békésy, G. (1960) Experiments in Hearing, available online: http://asa.aip.org/books/experiments.html
  2. Kawamoto, K, et al. (2003) Math1 Gene Transfer Generates New Cochlear Hair Cells in Mature Guinea Pigs In Vivo, J Neurosci 23(11):4395-4400
  3. Noguchi , H. (1919) The Journal of Experimental Medicine, 30, 1-8, The Rockefeller Institute for Medical Research New York

 


Main menu
Select a language
Search
Loading