El recurso internacional para la evidencia científica en la investigación con animales

Loading
Main menu
Select a language
Search
Loading

Conejo

A New Zealand white - commonly used for antibody production and immunology research.La mejora de la salud de los conejos a través de una mejor nutrición y saneamiento ha permitido criar y mantener las poblaciones de conejos más fácilmente, haciendo que resulten cada vez más útiles como herramientas de investigación. Estas mejoras en la forma de mantener a los conejos se deben en gran medida al conocimiento de la fisiología del conejo adquirida mediante la investigación médica.

La fisiología general de los conejos es similar a la de los seres humanos y, al igual que los ratones y las ratas, los conejos sufren muchas enfermedades con equivalentes humanos. Los conejos jóvenes a menudo mueren por una enfermedad denominada enteritis mucoide, que recuerda a la fibrosis quística y al cólera. Por tanto, los conejos son utilizados como modelos que pueden contribuir a nuestro conocimiento de estas enfermedades. Históricamente, Louis Pasteur utilizó conejos para desarrollar su vacuna contra la rabia y el conejo también ha sido importante para el estudio de la enfermedad cardiovascular, particularmente la hipertensión y la aterosclerosis.

Los estudios con conejos son fundamentales para muchos aspectos de la investigación médica, incluyendo el cáncer, el glaucoma, las infecciones oculares, las afecciones de la piel, la diabetes y el enfisema.

Producción de anticuerpos

Uno de los usos más frecuentes de los conejos en los laboratorios es la producción de anticuerpos, empleados para detectar la presencia o ausencia de la enfermedad, así como para investigar enfermedades infecciosas y en inmunología. Los anticuerpos son un componente fundamental del sistema inmunitario adaptativo (la rama del sistema inmunitario que reconoce específicamente un organismo extraño). Se trata de moléculas complejas que solamente puede producir el sistema inmunitario de un animal vivo y que reconocen y se unen a secuencias de proteínas muy específicas.

Para producir anticuerpos, se inyecta al conejo una secuencia de proteínas tomada del organismo que causa la enfermedad a estudiar. Se suelen utilizar los conejos blancos de Nueva Zelanda, dado que su gran tamaño garantiza la producción de abundante antisuero. El anticuerpo es producido por el sistema inmunitario del conejo y el progreso de la producción de anticuerpos se controla tomando pequeñas muestras de sangre a intervalos regulares. Una vez que se ha producido un nivel de anticuerpos suficiente, se toma la sangre del conejo bajo anestesia. El antisuero de un único conejo se mantiene mucho tiempo y produce una gran cantidad de anticuerpos, que a menudo se emplean durante varios años. En la actualidad no existen alternativas al uso de animales para la producción de anticuerpos, pero existe una investigación en curso para desarrollar un método adecuado.

Cirugía láser

El conejo ha representado un modelo de sistema excelente para estimular la respuesta del tejido humano a la radiación producida por el láser quirúrgico. Algunos ejemplos de avances del láser derivados de la investigación con conejos incluyen la cirugía ocular y la disolución de la placa acumulada en las paredes de las arterias.

Colesterol alto

La afección genética denominada hipercolesterolemia familiar causa elevados niveles de colesterol en sangre, entre tres y siete veces superiores a los que presenta un ser humano sano. El colesterol alto causa aterosclerosis (una acumulación de depósitos grasos en las arterias que restringe notablemente el flujo sanguíneo) y quienes nacen con esta afección por lo general fallecen de un ataque al corazón durante la niñez. El conejo Watanabe presenta unos niveles de colesterol en sangre fatalmente elevados debido a un defecto genético, que recuerda a la afección fatal humana, y sufre ataques cardíacos antes de los dos años. Estos conejos se utilizan como modelo para proporcionar mejores tratamientos para los niños que padecen esta enfermedad y para la investigación general sobre el colesterol alto. La investigación utilizando estos conejos ha incluido el desarrollo de un hígado artificial para eliminar el exceso de colesterol de la sangre de los niños que padecen hipercolesterolemia.


Main menu
Select a language
Search
Loading