El recurso internacional para la evidencia científica en la investigación con animales

Loading
Main menu
Select a language
Search
Loading

Drosophila melanogaster

Drosophila melanogasterLa Drosophila melanogaster, o mosca de la fruta, se utiliza de forma generalizada en la investigación científica y médica. Este insecto de 3 mm de largo normalmente se acumula alrededor de la fruta estropeada. Se ha utilizado en la genética y la biología de desarrollo durante casi un siglo y en la actualidad varios miles de científicos trabajan en muchos aspectos diferentes de su biología.

La importancia de la Drosophila como modelo animal fue descubierta por Thomas Hunt Morgan, que consiguió el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1933 después de haber demostrado que los cromosomas portan la información genética, utilizando la drosophila. Desde entonces, este pequeño insecto, que se cría rápidamente y se mantiene con facilidad en un laboratorio, ha desempeñado un papel fundamental en la investigación genética.

Su importancia para la salud humana ha sido reconocida más recientemente con el Premio Nobel de Medicina en 1995, por su trabajo sobre el control genético del desarrollo embriónico temprano. Hay moscas mutantes con defectos en cualquiera de los varios miles de genes disponibles y recientemente se ha secuenciado todo el genoma.

La Drosophila ha contribuido al desarrollo de fármacos para combatir a los patógenos responsables de diversas enfermedades, desde infecciones de la piel hasta la neumonía y meningitis. La investigación reciente con moscas de la fruta se ha centrado en la patología de la enfermedad de Alzheimer, porque a pesar de que las moscas tienen un cerebro muy simple disponen de nervios y músculos altamente desarrollados.


Main menu
Select a language
Search
Loading