El recurso internacional para la evidencia científica en la investigación con animales

Loading
Main menu
Select a language
Search
Loading

Gato

Los gatos comparten muchas funciones celulares con los humanos. Han sido domesticados durante siglos y se han empleado en la investigación científica desde los primeros tiempos de la medicina. Desde 1898, los gatos han contribuido al estudio de la emoción, la cardiopatía, las lesiones de la médula espinal, la cirugía de cataratas, el glaucoma, el lupus, la diabetes y la espina bífida, entre otros. Estas enfermedades son comunes a seres humanos y gatos, y la investigación en estos campos nos ha ayudado a entender la enfermedad humana y ha contribuido al progreso de la investigación veterinaria.

Los gatos se utilizan principalmente como modelos para estudiar sistemas sensoriales y neurociencia. Tienen un oído muy fino, una vista excelente, así como un equilibrio y un sentido espacial altamente desarrollados. Estos sentidos tan desarrollados siempre han interesado a los científicos y se sabe más acerca de la anatomía de los sistemas sensoriales del gato que de cualquier otro animal. Los gatos también tienen recuerdos y capacidades cognitivas bien desarrolladas y con frecuencia se han empleado en pruebas de laboratorio relacionadas con la capacidad de aprendizaje, cuyos resultados se han aplicado a las prácticas educativas de los seres humanos.

A medida que se han ido desarrollado métodos de anestesia e instrumentos delicados para examinar el sistema nervioso, los gatos se han utilizado para estudiar diversos problemas neurológicos, como la epilepsia, la sordera y problemas de visión, contribuyendo así de forma notable a nuestro conocimiento del sistema nervioso.

El sistema visual
Envejecimiento
Investigación del cáncer
Investigación del SIDA
Referencias

El sistema visual

David Hubel estudió el desarrollo y el funcionamiento del sistema visual en los gatos, descubriendo que todos los mamíferos, incluyendo los humanos, nacen con un sistema visual parcialmente desarrollado. Aprovechó la información de detallados estudios previos de los sistemas nerviosos de los cachorros de los gatos,ANCHOR y averiguó que el correcto desarrollo de los ojos, del nervio óptico y de los centros visuales del cerebro precisan de la estimulación de las neuronas visuales a través de la luz. Este trabajo le supuso el Premio Nobel de Medicina en 1981.ANCHOR

Envejecimiento

La esperanza de vida relativamente elevada de los gatos, en comparación con la de ratones y ratas, hace posible observar los efectos más lentos y sutiles del envejecimiento. Se sabe que los gatos viven hasta los 16-20 años y los avances en el tratamiento de muchas enfermedades felinas han mejorado su esperanza de vida.

Investigación del cáncer

La leucemia, una enfermedad maligna de los órganos que forman la sangre y que se traduce en la producción incontrolada de leucocitos anómalos, es tal vez la más infame de las enfermedades compartidas por gatos y seres humanos. En los gatos, una afección similar a la leucemia humana está provocada por un retrovirus que fue descubierto en el año 1965. Ahora se dispone de una vacuna para el virus de la leucemia felina que se ha ido perfeccionando con el paso de los años. El cáncer de mama también es común en el gato y muchas características del cáncer de mama felino recuerdan al cáncer de mama en humanos, que, entre los cánceres de los seres humanos, es el que presenta el mayor índice de mortalidad entre las mujeres.

Investigación del SIDA

Durante muchos años, los veterinarios han tratado a gatos con síntomas de leucemia felina, cuando no eran capaces de aislar el virus. En 1986 los investigadores descubrieron que esta enfermedad estaba provocada por un retrovirus diferente, similar al virus del VIH en los seres humanos. El retrovirus fue bautizado como el SIDA felino (lentivirus T-linfotrópico),ANCHOR y se cree que se transmite a través de las heridas de las mordeduras, aunque el virus puede permanecer inactivo durante varios años antes de provocar la enfermedad, por lo que puede haber otras vías de infección. El VIF no se transmite a los seres humanos, aunque es genéticamente similar al VIH y las enfermedades que causan ambos virus son muy parecidas. Los gatos que son naturalmente infectados por el virus VIF son utilizados como modelos para estudiar los tratamientos antivirales efectivos para el SIDA, lo que beneficiará tanto a los gatos como a los seres humanos. El reciente desarrollo de una vacuna contra el VIF ha proporcionado un potencial nuevo modelo que puede resultar útil para el desarrollo de la vacuna contra el VIH.

Se puede obtener información detallada sobre el ensayo del lentivirus T-linfotrópico y la enfermedad en Patentes online.

Related link: Feline T-lymphotropic lentivirus assay patent information
http://www.freepatentsonline.com/5118602.html


Referencias

  1. Lorente de Nó, R. (1949) Cerebral cortex: architecture, intracortical connections, motor projections. Chapt. 15 in Fulton. J. F.: Physiology of the Nervous System. 3rd edition, Oxford University Press, New York and London
  2. Hubel, D (1981) Nobel lecture. http://nobelprize.org/nobel_prizes/medicine/laureates/1981/hubel-lecture.pdf
  3. Pedersen et al. (1987) Science 235: 790-793

Main menu
Select a language
Search
Loading