El recurso internacional para la evidencia científica en la investigación con animales

Loading
Main menu
Select a language
Search
Loading

La cebrita

 Zebrafish in an aquariumLa cebrita La cebrita (Danio reiro) tiene muchas características que la convierten en un modelo excelente para el estudio del desarrollo de los vertebrados. Los embriones se desarrollan fuera de la madre y son transparentes, por lo que se pueden ver y manipular con facilidad.

En comparación con las ranas, la organización del embrión de la cebrita es sencilla y se desarrolla más rápidamente. La cebrita crece hasta la madurez y es capaz de criar en dos o tres meses. También producen un gran número de crías - una hembra puede poner hasta 200 huevos a la semana.

Al igual que el ratón, la cebrita es adecuada para el análisis genético y es una valiosa herramienta para crear modelos genéticos de enfermedades humanas. La secuenciación del genoma de la cebrita comenzó en 2001 y continúa en curso.ANCHOR A pesar de que el genoma de la cebrita solamente mide la mitad del genoma humano, la estructura genética es notablemente similar. Los genes responsables de las enfermedades humanas a menudo tienen equivalentes en la cebrita

Creación de modelos transgénicos
Leucemia
El desarrollo del corazón
Referencias

Creación de modelos transgénicos

Resulta sencillo producir mutaciones en la cebrita y se han desarrollado programas de exploración para encontrar las mutaciones que afectan a determinados sistemas biológicos, como el desarrollo del sistema nervioso. La cebrita transgénica se clonó a partir de células cultivadas durante tres meses en 2002.ANCHOR Los mutantes de cebrita se utilizan actualmente como modelo de muchas enfermedades humanas, incluyendo la enfermedad de Alzheimer, la cardiopatía congénita, la enfermedad del riñón poliquístico y algunos cánceres. ZF-models – los modelos de cebrita para la enfermedad humana es un proyecto financiado por la Comisión Europea, que comenzó en 2004. Tiene por objeto utilizar la cebrita para producir nuevos modelos de la enfermedad, encontrar nuevos objetivos para los fármacos y obtener más información acerca de las vías de regulación genética implicadas en el desarrollo y la enfermedad de los seres humanos. Entre su investigación, el proyecto tiene previsto producir 180 variedades knockout de cebrita, que ayudarán a entender y a modelizar las enfermedades humanas.

Leucemia

Utilizando técnicas genéticas, un equipo de investigadores estimuló el desarrollo de un tipo de leucemia (la leucemia linfoblástica aguda de células T) en el pez.ANCHOR Fusionaron el gen Myc, que desempeña un importante papel en la leucemia humana y el linfoma, en un gen de la cebrita que trabaja exclusivamente en células linfoides (que enfermó de leucemia). Entonces marcaron el gen fusionado con un tercer gen que provocaba que las células de leucemia brillaran en color verde bajo la luz fluorescente, a fin de poder observar la progresión del cáncer. La combinación de los tres genes fue posteriormente inyectada en cebritas embriónicas, para que los genes se incorporasen en todas las células del pez en fase de desarrollo. El cáncer se desarrolló prácticamente en todos los peces que portaban un gen Myc funcional. La creación de cebritas enfermas de leucemia permitirá a los investigadores analizar miles de genes de cebrita en busca de las mutaciones que contribuyen a la enfermedad y testar el efecto de diversos agentes anticancerígenos.

El desarrollo del corazón

El embrión transparente de la cebrita permitió a los investigadores estudiar su corazón latiendo, prediciendo los patrones determinados del flujo sanguíneo en el órgano que son fundamentales para su desarrollo normal y saludable.ANCHOR Después de medir las velocidades y los patrones del flujo sanguíneo, el equipo calculó las fuerzas previstas que imprime la sangre que fluye sobre las paredes de las cámaras del corazón. Bloquearon quirúrgicamente el flujo de sangre entrante o saliente y averiguaron que cuando se reducía el flujo, las fuerzas más reducidas sobre la pared del corazón provocaban un desarrollo drásticamente alterado de las cámaras, las válvulas y la orientación del corazón. Muchos de estos cambios eran similares a los observados en casos de cardiopatía congénita y en la cebrita que carece de los principales genes para el desarrollo del corazón. El desarrollo temprano del corazón es similar en todos los vertebrados y es probable que estas conclusiones también sean aplicables a los embriones humanos.


Referencias

  1. Wellcome Trust Sanger Institute, The Danio rerio Sequencing Project http://www.sanger.ac.uk/Projects/D_rerio/, accessed 18.03.2008
  2. K-Y Lee et al. Cloned zebrafish by nuclear transfer from long-term-cultured cells, Nat. Biotechnol. 20 (8), 795-799
  3. David M. Langenau et al. (2003) Myc-Induced T Cell Leukemia in Transgenic Zebrafish, Science 299 (5608): 887-890.
  4. J. R. Hove et al. (2003) Intracardiac fluid forces are an essential epigenetic factor for embryonic cardiogenesis, Nature 421, 172-177

Main menu
Select a language
Search
Loading