El recurso internacional para la evidencia científica en la investigación con animales

Loading
Main menu
Select a language
Search
Loading

Otros mamíferos

Armadillo

"Sin armadillos, no existiría mucha investigación sobre la lepra", Meyers, Instituto de las Fuerzas Armadas

La lepra fue descubierta en los armadillos salvajes de la parte meridional de los Estados Unidos y en 1974 el armadillo fue propuesto como modelo para la investigación biomédica de la lepra.ANCHOR El curso de la enfermedad era similar al de la enfermedad en los seres humanos, con ocho de cada 20 armadillos desarrollando la forma más grave, la lepra lepromatosa, en el plazo de cinco años a partir de su inoculación. Su baja temperatura corporal permite el crecimiento de las bacterias y son los únicos animales, además de los seres humanos, que desarrollan naturalmente la forma lepromatosa de la lepra.

En los seres humanos la lepra afecta a las manos, los pies, la cara y las orejas (las partes más frías del cuerpo) y, aunque no causa la muerte, puede provocar una grave desfiguración. Se puede detectar años antes de la aparición de las lesiones y se encuentra en todo el mundo. Todas las formas de la lepra están provocadas por la misma bacteria. La gran variación en la gravedad de la enfermedad parece estar relacionada con las diferencias entre los sistemas inmunitarios individuales. Los intentos de estudiar la bacteria in vivo empleando otros modelos animales han fracasado, al igual que los intentos de criar las bacterias en cultivo.

Los armadillos no se ven afectados del mismo modo que los seres humanos. Su baja temperatura corporal hace que la lepra ataque a órganos centrales, como el cerebro y la médula espinal, causando la muerte.ANCHOR El armadillo de nueve bandas ya se ha convertido en la principal fuente de M. leprae en la investigación y la medicina. La investigación del modelo del armadillo permitió el desarrollo de una vacuna experimental para la lepra, que fue purificada a partir de la bacteria leprae muerta. La OMS esperaba que esta vacuna erradicase finalmente la lepra por completo.ANCHOR A pesar de que el programa de la vacuna finalmente resultó inviable y se interrumpió, el estudio de la bacteria purificada ha permitido entender mucho mejor la lepra.

Antes del programa de la vacuna existían algunos tratamientos con fármacos a disposición de los pacientes, pero dado que la M. leprae desarrolla resistencia rápidamente, los fármacos deben ser administrados en combinaciones para un tratamiento efectivo y la susceptibilidad a la lepra varía en gran medida de una persona a otra. El tratamiento con fármacos ha sido perfeccionado en gran medida gracias a la investigación con este modelo animal. Las sustancias refinadas de la bacteria purificada se utilizan ahora como herramientas de diagnóstico para predecir la susceptibilidad individual a la lepra y planificar un curso de tratamiento.

Los armadillos de nueve bandas son los únicos mamíferos que tienen dobles gemelos (tienen cuatro descendientes idénticos que comparten la misma placenta durante el embarazo).ANCHOR Gracias a esto, los armadillos han sido empleados para estudiar los partos múltiples y otros temas relacionados con la reproducción. Los cuatro descendientes idénticos de los armadillos generan un gran interés entre los científicos, dado que proporcionan unos excelentes controles experimentales para los factores genéticos. Los armadillos se han utilizado en diversos campos de investigación, incluyendo los trasplantes de piel y de órganos, así como en las investigaciones de los agentes causantes del cáncer.

Colicorto gris

© Phil Mayers, The animal diversity webEstos pequeños animales tienen un tamaño parecido a un hámster cuando han completado su desarrollo. Son una de las muchas especies de marsupiales sin bolsa,
el colicorto. A pesar de que la mayoría de los marsupiales se encuentran en Australia, el colicorto gris (Monodelphis domestica) es común en algunas partes de Sudamérica. Son animales solitarios, poco sociales, que ocasionalmente viven en las casas. El nombre de la especie se refiere a la buena fortuna asociada a su presencia en un hogar, que mantienen eficazmente libre de insectos y gusanos.

El colicorto se utiliza en todo el mundo en la investigación, aunque es más frecuente en los laboratorios de los Estados Unidos que en los de Europa. Se pueden criar en cautividad, a pesar de la naturaleza agresiva del M domestica.ANCHOR En mayo de 2007, el M domestica se convirtió en el primer marsupial en el que se consiguió secuenciar el genoma. Los marsupiales son los parientes más cercanos de los mamíferos placentarios, entre los que se incluyen los humanos.ANCHOR La comparación de este genoma con el ADN humano ofrecerá nueva información sobre cómo evolucionaron los seres humanos, cómo se organiza nuestro ADN y en qué difieren los mamíferos placentarios de otros animales.

La estructura del genoma del colicorto es muy diferente a la de los seres humanos. Por ejemplo, los genes se organizan en nueve cromosomas, mientras que los seres humanos tienen 23. No obstante, los estudios realizados hasta la fecha demuestran que la mayoría de los 2.000 genes de los marsupiales tienen equivalente en los humanos.

Estos colicortos son el único mamífero conocido que desarrolla el cáncer de piel denominado melanoma únicamente en respuesta a la luz ultravioleta.ANCHOR Dado que la mayoría de los cánceres de piel en los seres humanos se desarrolla de esta forma, este animal es importante para estudiar el creciente número de casos de cáncer de piel y para encontrar nuevos métodos de prevención y tratamiento.

Los marsupiales tienen un período de gestación muy corto y sus descendientes nacen muy pequeños y subdesarrollados (el equivalente a un feto humano de seis semanas). Los recién nacidos tienen el tamaño de un grano de arroz y se agarran con fuerza a las mamas de sus madres. Estos marsupiales tienen la capacidad de regenerar una médula espinal rota o dañada hasta que tienen unos 10 días de vida.ANCHOR El estudio de los mecanismos celulares que permiten esto mejorará nuestro conocimiento del desarrollo del sistema nervioso y podría ayudar a encontrar nuevas terapias para las lesiones medulares.


Referencias

  1. 1. Sorrs, E.E. et al. (1974) Science 183 (4127), 851
  2. 2. Sorrs, E.E. (1982) The astonishing armadillo, National Geographic 161 (6), 820-830
  3. 3. Mill Hill essays 2003, Armadillos and leprosy: http://www.nimr.mrc.ac.uk/millhillessays/2003/armadillo/
  4. 2. Sorrs, E.E. (1982) The astonishing armadillo, National Geographic 161 (6), 820-830
  5. 4. Skeoch, M (2008) Grey short tailed opossums (Monodelphis domestica). Animal Technology and Welfare 7 (1), 13-16
  6. 5. Mikkelsen, T et al. (2007) Genome of the marsupial Monodelphis domestica reveals innovation in non-coding sequences. Nature 447, 167-177
  7.  6. Kusewitt, DF, Applegate, LA, Ley, RD (1991) Ultraviolet radiation-induced skin tumors in a South American opossum (Monodelphis domestica). Vet Path  28, 55–65
  8. 7.  Wintzer, M et al. (2004) Strategies for identifying genes that play a role in spinal cord regeneration. J Anat. 204 (1), 3-11

Main menu
Select a language
Search
Loading