El recurso internacional para la evidencia científica en la investigación con animales

Loading
Main menu
Select a language
Search
Loading

Pruebas de los productos domésticos con animales

No existe una definición clara de lo que es un producto doméstico. El término incluye artículos como la lejía, el líquido lavavajillas, el detergente para la ropa, los insecticidas, los disolventes, la cera para muebles y los ambientadores. Los reguladores de los procedimientos de ensayo proporcionan ejemplos de artículos que se pueden incluir en esta categoría, pero el uso de esta clasificación se deja a discreción de cada uno.

El Gobierno de coalición del Reino Unido se ha comprometido a poner fin a las pruebas de los productos domésticos con animales y en la actualidad mantiene un proceso de consulta con las organizaciones competentes. Una parte inicial del proceso de consulta consistirá en acordar una definición de 'producto doméstico', dado que será fundamental si se pretende imponer una prohibición.

¿Por qué se utilizan animales para las pruebas de los productos domésticos?
Ingredientes
Pruebas de los productos
Comparación con la prohibición de las pruebas de productos cosméticos de la UE
¿No hay ya suficientes productos?
Empresas que ya venden productos domésticos no testados con animales

¿Por qué se utilizan animales para las pruebas de los productos domésticos?

Las pruebas de seguridad forman parte esencial de una sociedad moderna. La mayoría de las pruebas se realizan para satisfacer requisitos reguladores o legislativos internacionales y están diseñadas para proteger al consumidor, a los trabajadores y al medio ambiente. Normalmente se aplican técnicas que no emplean animales, pero el uso de los mismos continúa siendo una parte esencial del proceso.

Existe una diferencia entre las pruebas de un producto doméstico final, un ámbito en el que se realizan pocas pruebas, y las pruebas de los ingredientes que contiene, que generalmente deben ser testados por ley. Dentro de la UE, el Centro Europeo para la Validación de Métodos Alternativos (CEVMA) es responsable de aprobar nuevas pruebas que no emplean animales y que pueden sustituir a los tradicionales métodos con animales. El Comité Coordinador Interagencias para la Validación de Métodos (ICCVAM) realiza una función similar en los Estados Unidos. Muchas pruebas de toxicidad de fase temprana ya utilizan métodos alternativos aprobados y las pruebas de los productos químicos con animales se emplean solamente como último recurso, cuando las pruebas iniciales han demostrado que existe un «motivo de preocupación» en relación con la toxicidad de una determinada sustancia.

Ingredientes

Todas las sustancias químicas nuevas, independientemente de los productos en los que se vayan a emplear finalmente, deben testarse antes de su comercialización. Las pruebas garantiza que satisfagan los estándares de seguridad y eso permite que sean envasadas y utilizadas convenientemente.

Dentro de la UE, la Directiva REACH contempla ahora la necesidad de testar todas las sustancias químicas nuevas y existentes. Ha sustituido a una serie de directivas previas con métodos de ensayo normalizados para toda la UE, a fin de determinar las propiedades peligrosas de los nuevos productos químicos.

En las pruebas de los productos químicos, los animales se utilizan únicamente como último recurso. El tipo de pruebas necesarias se decide cuando se registra el producto químico y hay que testar su seguridad. La mayoría de las exposiciones fortuitas a las sustancias químicas se producen en la industria, por ejemplo, durante el proceso de fabricación. No obstante, los productos domésticos también provocan abundantes envenenamientos de niños y animales domésticos, por lo que es importante que existan unos datos de toxicidad suficientes como para poder tratar estos incidentes de manera efectiva.

Pruebas de los productos

Por lo general, no existe ningún requisito legal que exija la realización de pruebas concretas con animales para evaluar la seguridad de los productos que no son de uso médico. Las excepciones a esto se producen cuando la finalidad de un producto hace que se encuentre bajo el ámbito de aplicación de una legislación de seguridad específica. Así, por ejemplo, algunos agentes limpiadores de superficies pueden encontrarse bajo el ámbito de aplicación de la Directiva sobre productos biocidas.

Los fabricantes pueden decidir testar la eficacia de sus productos con animales cuando sea apropiado. Los herbicidas que están etiquetados como 'seguros para los animales domésticos' deberán haberse testado con animales para que los fabricantes puedan garantizar que sus afirmaciones son ciertas. La eficacia de los pulverizadores repelentes para gatos diseñados para mantener alejados a los gatos de un jardín se testará estudiando qué zonas de una habitación prefieren los gatos y comprobando si evitan una zona en la que se haya aplicado el pulverizador.

Comparación con la prohibición de las pruebas de productos cosméticos de la UE

La prohibición por parte de la UE de las pruebas de los productos cosméticos comenzó con los productos finales y pasó a una prohibición gradual de las pruebas de los ingredientes con animales. Las fases finales incluyen una prohibición sobre la importación de productos cosméticos testados con animales para comienzos del próximo año.

A primera vista, existen algunas comparaciones entre las pruebas de los productos cosméticos y de los productos domésticos. Sin embargo, en la práctica ambos son muy diferentes. Por lo general, los ingredientes de los cosméticos se presentan en cantidades muy pequeñas, su toxicidad es baja y se aplican superficialmente, sobre todo en la piel. Los productos domésticos, sin embargo, pueden estar presentes en cantidades mucho mayores (como la lejía), tener una toxicidad muy superior (como los insecticidas) y el principal peligro se produce cuando son ingeridos por accidente.

En comparación con los productos cosméticos, se fabrica, se emplea y se vierte a la atmósfera un volumen mucho mayor de productos domésticos, industriales y agroquímicos. Por tanto, estas sustancias podrían provocar graves problemas, si son nocivas para la salud humana o para el medio ambiente.

¿No hay ya suficientes productos?

Existe una importante demanda de nuevos productos químicos para su uso en la fabricación de productos. Impedir el desarrollo y las pruebas de nuevos productos químicos perjudicaría a la industria y a la introducción de nuevos productos potencialmente menos nocivos. Determinados productos químicos se utilizan con frecuencia en muchos productos diferentes y se pueden descubrir muchos usos distintos de los inicialmente previstos. En muchos ámbitos se necesitan productos nuevos con urgencia. Por ejemplo, las pinturas que no contienen disolventes pueden ayudar a minimizar los daños para el medio ambiente.

Sigue existiendo una gran preocupación por el impacto medioambiental de muchas sustancias químicas que se utilizan en la actualidad. Las sustancias que persisten en la cadena alimentaria se pueden encontrar en la fauna a cientos de kilómetros del lugar en el que se originaron y provocar graves daños medioambientales. Esta es ahora la principal preocupación que explica las pruebas de los productos químicos.

Empresas que ya venden productos domésticos no testados con animales

Algunas empresas ya afirman que los productos domésticos que comercializan no han sido testados con animales. Por ejemplo, la política de Marks & Spencer (M&S) sobre el uso de animales para las pruebas de los productos cosméticos y domésticos afirma que: "no testamos ninguno de nuestros productos de belleza o domésticos con animales. Pero queríamos llegar más lejos. Como parte de nuestros compromisos con el Plan A, nos hemos comprometido a garantizar que ninguno de los ingredientes individuales de nuestros productos de belleza o domésticos se sometan a pruebas con animales, empezando a partir de una fecha límite establecida para enero de 2006".

Esto significa que ni los productos ni las materias primas que los componen son testados con animales a partir de enero de 2006. También significa que M&S puede vender productos que contengan ingredientes testados con animales, siempre que las pruebas se hayan realizado antes de la mencionada fecha. Estos productos cosméticos pueden incluir nuevas formulaciones de los ingredientes.

Resulta potencialmente engañoso que M&S haga una afirmación que sugiera que sus productos no habrán sido testados con animales. Es posible que tengan previsto introducir progresivamente nuevos productos en los que ni los ingredientes ni el producto final hayan sido testados con animales, pero la declaración no confirma este extremo. No se proporciona información que confirme si se realizaron pruebas alternativas para garantizar a los consumidores la seguridad del producto y evaluar cualquier posible impacto medioambiental.


Main menu
Select a language
Search
Loading